+34 699 47 27 03 · +34 91 447 37 76  info@arkin.es

EL PATIO EN LA ARQUITECTURA

EL PATIO EN LA ARQUITECTURA

El patio no es tan sólo un elemento principal en la historia de la arquitectura, desde la antigüedad hasta la edad moderna, como todos sabemos; es también la base de un verdadero sistema de composición, el soporte de un modo de proyectar tan universal como variado. Es decir, ayuda a organizar la arquitectura a su alrededor.

Para definir ¿Qué es el patio en la arquitectura? citaremos al arquitecto y antiguo docente de la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Madrid (ETSAM)  Antón Capitel:

El patio como modo de habitar, como sistema, puede definirse como un tipo, si se quiere, aun cuando es algo más que eso: es un arquetipo sistemático y versátil, capaz de cobijar una gran cantidad de usos, formas, tamaños, estilos y características diferentes. Ligado en su nacimiento a los climas cálidos y soleados propios de las tierras de las civilizaciones antiguas, ya en ellas alcanzó una condición muy diversa que fue desde la vivienda modesta al palacio y que invadió los más diversos usos.

 

Dentro de la arquitectura encontramos ejemplos de patio que centra la atención del edificio convirtiéndolo en su principal elemento en cuanto que éste se configura como completo protagonista de la ordenación estructural, de la relación del interior con el exterior y el aire libre, y del dominio del edificio mediante el recorrido a través.

Encontramos ejemplos de patios durante toda la historia de la arquitectura, desde Egipto, pasando por Grecia y hasta Roma pero será en el renacimiento, en el manierismo y en el barroco, mientras se muestra el esplendor del sistema, cuando se produzcan arquitecturas especialmente intensas en sus específicas configuraciones, articulando conjuntos edificatorios mediante múltiples patios.

   

 

CASA – PATIO

La casa-patio se desarrolló sistemáticamente en las ciudades romanas, y de algunas de ellas conservamos, por fortuna, importantes estudios arqueológicos bien publicados. Se trata, en general, de casas de una planta entre paredes medianeras, que trocean irregularmente grandes manzanas cuadrangulares que son también irregulares.

De ellas aprendemos que está irregularidad no importa, bien porque es el patio el que recupera la forma regular, y lleva la irregularidad a crujías y habitaciones, solución más habitual y más atractiva, bien porque, incluso cuando es necesario, el patio se conviene también en irregular sin desdoro para su condición. Pero cuando ocurre esto las columnatas del patio ayudan a conservar, a pesar de todo, una cierta integridad de su imagen. Las columnas cumplen también ese papel en otras ocasiones, pues los patios no sólo pueden ser regulares o irregulares, sino también completos o incompletos.

Es como si los patios irregulares hicieran imaginar los regulares y los incompletos evocaran los completos. Podemos encontrar patios con tres lados de columnatas y también con dos. En cualquiera de los casos son siempre válidos, y de ellos aprendemos que para que el patio se constituya corno tal son necesarias, corno mínimo, dos galerías, con tal de que existan paredes de cierre en los otros lados que faltan. Del mismo modo, dos crujías en L son bastantes para formar una casa-patio; éste es el ejemplar mínimo del tipo.

EL PATIO EN LA ARQUITECTURA MODERNA

LE CORBUSIER:

La casa moderna en torno a un patio va a ser, a partir de Le Corbusier, y casi exclusivamente, una casa en L. Nos fijamos en el proyecto de las unidades de los inmuebles-villa. Éstas son como casas-patio de dos plantas dispuestas en L, sólo con dos crujías, la mínima configuración de la casa-patio en los tiempos antiguos y clásicos, y que se convertirá en un arquetipo en los modernos. Las celdas de los cartujos tenían un tercer lado cerrado por la celda contigua y un cuarto por una tapia.

En la Ville Saboye, nos muestra un patio cerrado por los cuatro lados, crea una casa-patio sin galerías y el patio se sitúa en planta primera. Se funden así, genialmente, algunas de las virtudes de las casas-patio con algunas otras de las villas manieristas de tradición palladiana.

Le Corbusier hizo un convento de dominicos, corno es bien sabido, La Tourette, y bien por la influencia de los frailes o por decisión propia y el peso de la tradición, lo proyecto en torno a un claustro y en forma canónica: tres crujías formadas por la sucesión de celdas y servidas por un corredor rodean un patio cuyo cuarto lado está constituido por la iglesia.

                         

 

Con este pequeño resumen queremos mostrar la importancia del patio en la historia de la arquitectura y su vigencia en la arquitectura actual tanto en vivienda (casa patio de Langarita y Navarro) como en edificio público (COAM de Moure). Necesitamos poner en valor las condiciones de sostenibilidad que implica el patio en las viviendas, su valor en cuanto a iluminación, ventilación y la multitud de usos que en él pueden convivir.

   

Si estás pensando en comprar o reformar tu vivienda unifamiliar, reformar tu casa en el pueblo o en la ciudad, apuesta por el patio como elemento organizador de la arquitectura.

El estudio ARKin, ha seguido este criterio en numerosos proyectos, aquí os dejamos algunos de esos ejemplos.

https://arkin.es/proyecto/vivienda-unifamiliar/

 


Página web creada por site-creator site-autor